Próximos Eventos
Home > Diálogo Paranaense > China y América Latina, ¿qué puede esperarse de esta relación?

China y América Latina, ¿qué puede esperarse de esta relación?

*) Gustavo Tarragona.

Los recientes acuerdos firmados entre la Argentina y China (y particularmente con la provincia de Entre Ríos) podrían ser considerados por muchos como una cuestión lejana y exótica.

Es que recién en los años 90 del siglo pasado, China comienza un proceso de cada vez mayor acercamiento y presencia en América Latina. La cuestión no carece de importancia, a juzgar por algunas cuestiones como: es el país más poblado del mundo (más de 1.300 millones de habitantes), es una de las economías que más rápida y sostenidamente ha crecido y tiene el 2do PBI luego de los EEUU. Además, es una de las culturas más antiguas

del mundo.

En principio, los primeros contactos entre China y A.L. se dieron unos cuantos años antes del arribo de Cristóbal Colón a estas tierras. Por otro lado y a la conclusión de la 2da. Guerra Mundial y el comienzo de la así llamada Guerra Fría, América Latina queda bajo el área de influencia de los EE.UU.

Si hasta los años ´90 las relaciones de América Latina se centraban particularmente con Japón, hoy por hoy, China parece haber desplazado a aquélla, manteniendo con el subcontinente latinoamericano lazos que abarcan cuestiones políticas, económicas, tecnológicas y culturales. La creciente importancia de las relaciones entre el Gigante Asiático y A.L. se visualizan, entre otros, en el plano comercial.América latina exporta a China más de

70.000 millones de dólares e importa de China por más de de 110.000 millones de dólares en importaciones.

También en el plano político las dos regiones van acercándose cada vez más. Así, desde 1990 varios presidentes chinos han visitado América latina, de igual manera que jefes de estado latinoamericanos han llegado hasta la ciudad capital de China.

La creciente proyección de China a nivel mundial y su implicancia en relación a A.L. puede analizarse a la luz de dos documentos: el Décimo Segundo Plan Quinquenal, del año 2011 y el “Documento sobre la Política de China haciaAmérica Latina y el Caribe”, del año 2008.

En el 12º Plan Quinquenal se plantean tres temas centrales que influyen y lo continuarán haciendo en las relaciones de China con América Latina, a saber: a) la transformación económica, b) la escasez de recursos y c) la mejora de la industria.

a)Transformaciones económicas: en este plan quinquenal se establecen los desafíos económico-sociales de China, en un contexto económico globalizado altamente inestable. Así, la crisis financiera global, las fluctuaciones en la demanda mundial, el cambio climático y la seguridad energética son considerados los principales desafíos para el crecimiento económico de China. En este sentido, no hay que perder de vista que el desempeño de la economía china en los últimos 30 años ha sido excepcional. Desde el año 1979 y hasta el 2014, la economía de este país asiático ha mantenido un promedio de crecimiento del 9,5%anual, siendo el mejor año 1984, en el que se superó el 15%.

b)Escasez de recursos:Actualmente, alrededor del 20% del territorio chino es desértico; debido a malas práctica agrícolas, sequías y a una demanda creciente por agua, la desertificación se ha convertido en uno de los retos ambientales más importantes. Por otro lado y reconociendo las limitaciones de éste país en términos de fuentes tradicionales de energía, el plan sugiere un creciente uso de energías no tradicionales. De todas maneras, China seguirá dependiendo por varios años más de fuentes externas para cubrir su demanda energética interna, lo cual es potencialmente beneficioso para países productores de petróleo como Brasil y Venezuela, en la región.

c)Reforma Industrial: el actual Plan Quinquenal establece un modelo de cambio estructural que supone el retiro del apoyo de China a la manufactura de bajo valor agregado orientada a las exportaciones, la reestructuración de industrias claves, la promoción de industrias estratégicas y el desarrollo del sector de servicios.

Por otro parte, la actual política exterior de China encuentra en el “Documento sobre la Política de China hacia América Latina y el Caribe”, del año 2008, uno de sus pilares fundamentales (aunque no el único). Dicho documento contiene un prólogo, en el cual se

plantea la existencia de grandes cambios en la estructura del sistema internacional, por los cuales la “multipolarización del mundo se vuelve irreversible” y varias partes, con los siguientes títulos y contenidos mínimos:

Parte I: Posición y papel de América Latina y el Caribe: China destaca el gran potencial de desarrollo que tiene la región

Parte II: Relaciones entre China y América Latina y el Caribe: se alude a que pese la distancia geográfica, China y la región están unidas por una antigua amistad y a como progresivamente, la mayoría de los países de la región procedió a reconocer a la República Popular China entre los años ´70 y ´80.

Parte III: Política de China haciaAmérica Latina y el Caribe: dicha política estará basada en la ampliación del respeto y la confianza mutua, apoyada en los “Cinco principios de coexistencia pacífica”: el respeto a la soberanía e integridad territorial de cada país; la no agresión; no injerencia en los asuntos internos de otros estados; igualdad en las relaciones; el beneficio mutuo

Parte IV: Fortalecimiento de la cooperación omnidireccional entre China y América Latina y el Caribe.

Parte V: Relaciones entre China y las Organizaciones Regionales Latinoamericanas y Caribeñas: el gobierno chino aprecia el papel que desempeñan las organizaciones regionales de América Latina y el Caribe en la salvaguardia de la paz, la estabilidad regional y la promoción de la unidad y el desarrollo.

Para concluir, el resurgimiento de China desde fines de los años 70 como potencia mundial, su rápido crecimiento económico y su integración en la globalización han sido importantísimos. En los últimos 15 años, este proceso ha comenzado a tener impacto en América Latina. Los crecientes vínculos económicos y políticos entre China y la región han desatado fuertes discusiones entre académicos, políticos y empresarios. Algunos ven al

gigante oriental como una potencia imperial emergente, empecinada en la lucha por obtener recursos del mundo en desarrollo y como una amenaza competitiva para A.L. Otros, en cambio, aplauden las estrategias de desarrollo chinas, pragmáticas y poco ortodoxas y las

describen como un modelo exitoso para los países en desarrollo.

La historia dirá cual de las dos visiones se acercó más a la realidad

 Gustavo Tarragona

Licenciado en Ciencias Políticas;

Director Departamento Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Facultad Teresa de Ávila UCA Sede Paraná

COMENTÁ

Comentarios

Sobre FUNDER

La Fundación para el Desarrollo Entrerriano es una organización sin fines de lucro que trabaja desde hace 25 años investigando y estudiando la realidad provincial y generando propuestas para promover el desarrollo de Entre Ríos. Nuestra organización está inspirada en las ideas y la obra de gobierno de Raúl Lucio Uranga (Gobernador de Entre Ríos entre 1958 y 1962) y cumple con la función de rendirle homenaje y mantener viva su memoria.