Próximos Eventos
Home > Destacados > Las aulas solidarias del Anacleto Medina

Las aulas solidarias del Anacleto Medina

El padre Germán Brusa llegó en 2014 al Anacleto Medina con una misión: abrir una escuela secundaria de gestión social. No tenía aspiraciones de pionero, sino un continuador. Tres años antes se había cerrado la secundaria de la escuela San Antonio María Gianelli, la institución fundada por la hermana Rita en en el barrio. Dos años después, busca consolidar el proyecto y ampliar el edificio para extender la educación a más chicos de la zona. FUNDER se reunió con él para conocer las necesidades de la escuela y coordinar acciones para cooperar con su labor y darle difusión a su obra.

La escuela Pablo Tarso es más que una escuela, es un espacio de contención para los chicos del Anacleto Medina Sur, para sacarlos de la calle, y tiene un comedor que alimenta a 200 personas. Comenzó en las instalaciones de la capilla San Martín de Porres y ya cuenta con aulas propias y reconocimiento como institución educativa.

Inspirado en los curas villeros de Buenos Aires, el proyecto tiene una doble función: pastoral y social.

Brusa es bioingeniero de profesión, sacerdote de vocación y creador de una escuela por reacción: no podía quedarse sin hacer nada cuando se enteró de que la secundaria de la escuela de la hermana Rita había cerrado. Fue en 2011, tras la reforma de la ley de educación que obligaba a la institución a ofrecer el ciclo superior completo. La escuela no tenía espacio suficiente ni recursos para construir más aulas. Pidieron ayuda para financiar las obras, pero no las consiguieron y decidieron reducir la oferta educativa hasta el sexto grado de la primaria. Germán ideó su proyecto como una respuesta, una solución para evitar que los chicos dejaran de tener una escuela secundaria en el barrio. Consiguió que el Arzobispado de Paraná le otorgara un comodato para usar un salón que está detrás de la capilla San Martín de Porres para dar clases y para ampliar las instalaciones en el mismo terreno. Así está construyendo el nuevo edificio, aula por aula. Esa es una de sus principales preocupaciones: conseguir recursos para seguir ampliando la escuela.

Cena solidaria

Ricardo Berón es panadero y no tiene ninguna relación con el padre Brusa. O no la tenía, hasta ahora. Se conocieron en FUNDER y encontraron una causa común. Ricardo vivió de chico en una zona postergada de la ciudad y pasó necesidades. No tenía agua en su casa, y recuerda que para bañarse usaba un caño público que había en el barrio. Reconoce que pudo progresar, pero siente una gran empatía por los que pasan por situaciones críticas, como los alumnos de la Pablo Tarso. Y quiere dar una mano.

El encuentro terminó con una propuesta y un compromiso de Ricardo: organizar una cena de fin de año el 30 de diciembre para los vecinos del Anacleto Medina Sur. El objetivo primario es agasajar a los vecinos del barrio y a las cocineras del centro social, pero también dar visibilidad al proyecto del padre Brusa para ayudarlo a cumplir con su misión. Un ladrillo más, de los muchos que necesitan los chicos del Anacleto Medina para poder agrandar su escuela.

Contacto: Si querés colaborar con la cena solidaria o la obra del padre Brusa, escribinos a funderru@gmail.com

COMENTÁ

Comentarios

Sobre FUNDER

La Fundación para el Desarrollo Entrerriano es una organización sin fines de lucro que trabaja desde hace 25 años investigando y estudiando la realidad provincial y generando propuestas para promover el desarrollo de Entre Ríos. Nuestra organización está inspirada en las ideas y la obra de gobierno de Raúl Lucio Uranga (Gobernador de Entre Ríos entre 1958 y 1962) y cumple con la función de rendirle homenaje y mantener viva su memoria.