Próximos Eventos
Home > Quiénes somos > Sobre el Fundador

Sobre el Fundador

Lucio IsiLucio Isidro Urangadro Uranga (20 de diciembre de 1946 – 9 de agosto de 1994) fue un economista, político y empresario entrerriano. Sus principales emprendimientos fueron periodísticos. Entre ellos se destacan las revista Propuesta Regional, Municipios Entrerrianos y Cooperar. Su proyecto más importante fue la Agencia Periodística Federal (APF). Fue candidato a gobernador de Entre Ríos en 1983 y a Diputado Nacional en 1985.

Biografía

Lucio Uranga nació el 20 de diciembre de 1946 en la ciudad de Paraná, cursó sus estudios primarios en la Escuela del Centenario y los secundarios en el Colegio La Salle. Se graduó como Licenciado en Economía Política  en la Universidad del Salvador en 1971 y militó como dirigente estudiantil y militante del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID). Una vez graduado, ganó por concurso la dirección de un proyecto para la transformación productiva de la zona tabacalera de la Provincia de Corrientes, encargado por el gobierno de la misma. Para llevar adelante este proyecto, se trasladó con su familia a Goya, en Corrientes, donde desarrolló sus primeros pasos profesionales.

Una tragedia familiar, el fallecimiento de su suegro en un accidente automovilístico, lo llevó a radicarse nuevamente en su Paraná natal en el año 1973 para hacerse cargo de la administración de los emprendimientos que quedaron sin su director anterior. De regreso en Entre Ríos, volvió a participar activamente en las filas del desarrollismo entrerriano, acompañando a su padre, el exgobernador de la provincia Raúl Lucio Uranga. Durante estos años ejerció la docencia como profesor en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

En 1974, Raúl Uranga y Carlos Silvestre Begnis decidieron fundar un nuevo partido: el Movimiento Línea Popular (MOLIPO); Lucio siguió los pasos de su padre y se incorporó a MOLIPO desde su fundación. Ante la inminencia del fatídico golpe militar del 24 de marzo de 1976, diferentes referentes políticos de Entre Ríos y Santa Fe, entre quienes se destacaban los ex mandatarios Uranga y Silvestre Begnis, firmaron el Acta de Paraná, donde expresaban su preocupación por la posibilitad de la instauración de un prolongado gobierno de facto en la Argentina y planteaban la necesidad de crear un consejo político que velara por la pronta reinstauración democrática y la normalización institucional en la Argentina. En 26 de junio de ese mismo año falleció el Dr. Raúl Uranga, bajo un régimen militar y sin ver cumplido su anhelo de ver nuevamente una Argentina viviendo en democracia.

En 1981, la Junta Militar, que ya presentaba evidentes  muestras de agotamiento, buscó recuperar de cara a la sociedad parte de la legitimidad perdida, ensayando salidas controladas hacia el retorno a la institucionalidad en algunas provincias. En ese contexto, el Acta de Paraná fue el camino que encontraron en Entre Ríos para empezar el largo camino de la restauración democrática. El gobierno militar propuso al Dr. Jorge Washington Ferreria, en aquel entonces máximo referente de MOLIPO en Entre Ríos, como gobernador civil de facto y le encomendó la misión de conducir esta transición. Con la llegada de MOLIPO al gobierno de Entre Ríos, Lucio Uranga fue designado Secretario General de la Gobernación de la Provincia. Luego de 9 meses en el cargo, decidió renunciar por sus diferencias con las autoridades militares y del gobierno, quienes pretendían que las actividades políticas y la vida democrática mantuvieran una baja intensidad, para poder tenerlas bajo control. Producto de esta breve experiencia, Lucio recabó la información necesaria para elaborar una propuesta estratégica para la provincia, a la que denominó el Proyecto Entrerriano, que luego sería su plataforma política para la campaña por la gobernación en 1983.

Acto de campaña (1983)

Acto de campaña (1983)

Al alejarse del gobierno y con la vuelta de los partidos políticos, Uranga ganó la interna de su partido y fue candidato a gobernador. En 1983, MOLIPO fue la tercera fuerza de la provincia, en unas elecciones muy polarizadas entre la Unión Cívica Radical y el Partido Justicialista. En 1985 volvió a competir en elecciones, esta vez por el cargo de diputado nacional, pero no logró obtener la banca. En 1987, la asamblea provincial partidaria de MOLIPO decidió la disolución del movimiento y muchos de sus afiliados pasaron a formar parte de la Unión Cívica Radical, entre ellos Lucio Uranga. En 1991 fue designado vocal del Comité Provincial de la UCR, entonces presidida por el exgobernador Sergio Montiel. Este fue el último cargo político que tuvo en su vida.

Luego de 1987, se concentró en las actividades privadas que llevaba adelante. Tuvo la representación de la tarjeta de crédito PlusCard en la Provincia de Entre Ríos, emprendimiento que se vio frustrado por la hiperinflación de 1989, que llevó a la quiebra de la compañía a nivel nacional. También impulsó varios proyectos periodísticos, entre ellos:

  • Revista Propuesta Regional, su primera incursión periodística, que luego integraría el grupo de publicaciones fundadoras de la Asociación de Diarios Entrerrianos (ADDE).
  • Revista Cooperar, dedicada a reflejar las actividades e inquietudes del movimiento cooperativo de Entre Ríos.
  • Revista Municipios Entrerrianos, enfocada en los asuntos específicamente locales de una provincia caracterizada por su homogénea distribución demográfica en todo su territorio.
Lucio Uranga y Mario Alarcón Muñiz (APF)

Lucio Uranga y Mario Alarcón Muñiz (APF)

Su emprendimiento más importante dentro del ámbito periodístico fue, sin dudas, la Agencia Periodística Federal (APF), creada en 1990. APF fue la primera y, en su momento la única, agencia periodística de la provincia. Este proyecto, era la consecuencia del diagnóstico que Uranga hizo en base a su conocimiento sobre la realidad del periodismo de Entre Ríos: acompañando una población distribuida en ciudades de mediano tamaño en toda la provincia, existían medios locales que atendían las problemáticas de cada ciudad y con una determinada área de influencia, pero no había un medio de alcance provincial que permitiera la integración del periodismo de la provincia. La agencia funcionó desde sus inicios en asociación con los medios locales, compartiendo información y articulando la vasta red de medios entrerrianos.

En 1992, creó la Fundación para el Desarrollo Entrerriano “Gobernador Rául Lucio Uranga” (FUNDER), como una herramienta para mantener viva la memoria y las ideas de su padre y para estudiar de la realidad de la provincia y proponer soluciones a sus problemas. Tras su muerte, dos años después de la creación de FUNDER, la organización continuó su misión bajo la dirección de su esposa, Nélida Durana.