Próximos Eventos
Home > Destacados > Raúl Uranga: visión y acción política

Raúl Uranga: visión y acción política

Homenaje de la Fundación para el desarrollo entrerriano (FUNDER) a Raúl Lucio Uranga con motivo del 39° aniversario de su fallecimiento.

*) Por Francisco Uranga | @Patxiuranga

Raúl Uranga - Qué 1“Es fácil hablar con Raúl Lucio Uranga (abogado, padre de once hijos, periodista, profesor universitario, ex concejal, diputado nacional y gobernador de Entre Ríos) porque es hombre de vida hogareña que no concurre a fiestas, clubs ni cafés. Emplea la mayoría de su tiempo en escribir, leer y cuidar su huerta. Su casa, sobre el filo de la barranca frente al río Paraná, es un puesto de observación del gran paisaje fluvial al que conoce bien como remero, nadador y pescador: ‘cuando no veo el río me duele la cabeza’. En su despacho, atestado de libros, se destaca una gran fotografía de Arturo Frondizi con banda presidencial: ‘Es el que tenía en mi despacho; dos días después del decretazo me lo envió el interventor militar’”.

Así comenzaba la narración de una entrevista realizada a Uranga que fue publicada en la revista Qué sucedió en 7 días el 24 de marzo de 1964, titulada “Entre Ríos espera su milagro argentino”. Ya habían transcurrido casi 2 años desde el derrocamiento del gobierno del Dr. Arturo Frondizi, pero Raúl Uranga, lejos de tener una visión negativa o lamentarse porque su proyecto político había sido desalojado por la fuerza del poder, era optimista y estaba pensando en el futuro.

“Entre Ríos sigue siendo un maravilloso pedazo de la patria: 76.000 kilómetros cuadrados de superficie sin un solo metro de tierra estéril, clima benigno, un maravillosos sistema hidráulico abrazado por los dos colosos americanos, ubicada en el área del río de la Plata y tiene, fundamentalmente, un pueblo de primera calidad: pacífico, laborioso, entusiasta y digno. Entre Ríos, con unos pocos estímulos fundamentales, puede convertirse en el ‘milagro argentino’”, sostuvo durante su entrevista. Y, cuando le preguntaron cuáles serían estos estímulos, no dudó en responder, mostrando su profundo conocimiento sobre los desafíos que la provincia tenía por delante:

  • Prioridad: la red provincial y las rutas nacionales 18 y 126

    Prioridad: la red provincial y las rutas nacionales 18 y 126

    “Terminar la red pavimentada provincial y, en la lo nacional, acelerar la terminación de la 18 (Concordia-Paraná) y la 126 (La Paz-Paraná), rutas fundamentales que dejó muy avanzadas la administración de Frondizi. A ellas habrá que agregar la 131, desde Rosario del Tala a Paraná; la 132, de Crespo a Diamante, y los 60 kilómetros que faltan de la 127, entre Paraná y Paso de los Libres. También habrá que ensanchar y repavimentar el camino nacional entre Gualeguaychú y Brazo Largo, en el sur”.

  • “Entre Ríos tiene cuatro puertos de ultramar y casi veinte de cabotaje, que se están muriendo por la incomprensión, exceso burocrático y reglamentarismos del montón de oficinas que se han apostado en las costas. Al río hay que ‘caminonizarlo’, es decir, dejarlo trabajar con parecida libertad de los automotores, que han derrotado al ferrocarril y al tráfico por agua, al revés de lo que debería ser”
  • El río Paraná se cruza en Balsa

    El río Paraná se cruza en Balsa

    “Decidirse, sin gambetas ni mentiras, por la prosecución del túnel Paraná-Santa Fe, que unirá – ¡por fin!- el sector insular argentino (la Mesopotamia) con el sector continental, sellando, físicamente, la unión nacional, hoy tan imperfecta por esa tremenda muralla de agua que es el Paraná.”

  • “Habrá que hacer la gran presa entre Salto (R.O.U.) y la barra del Ayuí, en las cercanías de Concordia. Recuerdo aún la magnífica exposición de Frondizi, el 1° de julio de 1948, al considerarse en la Cámara de Diputados el convenio argentino-uruguayo sobre aprovechamiento de esos rápidos del río Uruguay; también deben tenerse presente los esfuerzos de Frondizi, ya presidente, para la aprobación, por los uruguayos, del instrumento internacional, y su apoyo entusiasta a la comisión mixta para la confección de los proyectos definitivos que permitirá, AHORA, llamar a licitación para esa formidable obra de transformación e integración de dos países en esta parte del continente».
  • “Finalmente, crear las condiciones para evitar la constante descapitalización entrerriana, en hombres y bienes, propia de una economía rudimentaria, de mera producción de productos primarios del campo, vigencia de latifundios imperfectamente explotados y mantenimiento de una mentalidad ‘con ojos en la nuca’ que hemos padecido tantos años en nuestra clase dirigente provincial. Con caminos firmes, electricidad abundante y barata, suministrada por la presa del río Uruguay, desbordes regulados con la misma presa y canales de derivación, el túnel subfluvial, la colonización y tecnificación del campo, fuerte desarrollo industrial transformador de nuestras materias primas y la difusión de nuevos cultivos – como el azúcar de remolacha y el algodón-, Entre Ríos será en pocos años una provincia de poderosa economía y sus hijos no abandonarán el pago. Y muchos volverán a la tierra querida”.
La fabrica de cemento es una de la realidades favorables a la construcción entrerriana

La fabrica de cemento es una de la realidades favorables a la construcción entrerriana

Al repasar la visión que Raúl Uranga tenía entonces, encontramos muchos proyectos que finalmente se materializaron y son recordados como aquellos que cambiaron la historia de la provincia. El más emblemático, tal vez, sea el que lleva su nombre junto al de Carlos Sylvestre Begnis: el Túnel Subfluvial. Pero otros siguen siendo aún hoy un desafío que los entrerrianos tenemos por delante.

Un pequeño recuadro acompañaba el reportaje, titulado “El desarrollo de Entre Ríos, en cuatro años menos seis días”. Era una especie de semblanza del gobierno de Raúl Uranga: “El túnel carretero subfluvial Paraná-Santa Fe; 600 kilómetros pavimentados y enripiados en la red provincial; 221 edificios escolares nuevos, con erradicación del rancho escuela; dotación de 60 motoniveladoras y equipo pesado a la Dirección Provincial de Vialidad; 2.500 casas de vivienda popular; compra de nueve campos, con 37.000 hectáreas, subdivididos y adjudicados a hijos de agricultores; provisión de agua potable a 31 ciudades y villas; créditos industriales que permitieron el establecimiento de 119 nuevas fábricas; suministro y ampliación de energía eléctrica en 40 ciudades y villas; ampliación de los servicios alámbricos y radiales de telecomunicaciones de la provincia; apoyo sin precedente a las cooperativas; Corporación Entrerriana del Citrus y construcción de la gran fábrica de Concordia, que industrializará 500 toneladas diarias de fruta; Corporación Entrerriana de Azúcar con gran ingenio en Victoria, que producirá 16.000 toneladas de azúcar y 1.000.000 litros de alcohol; equipamiento mecánico de las municipalidades, expansión vigorosa del Banco de Entre Ríos y construcción del gran edificio de la sucursal de la Capital Federal; aumento substancial de los sueldos de empleados y maestros; austeridad sin precedentes en la gestión y conducta de los gobernantes; ni un solo preso o procesado por cuestiones gremiales o políticas. Todo esto se hizo en cuatro años menos seis días, es decir, desde el 1° de mayo de 1958 hasta el 24 de abril de 1962, en que llegó el interventor federal después del golpe que derribó al gobierno de Arturo Frondizi”.

La mejor forma de recordad a los grandes hombres de la política que ya forman parte de nuestra historia es por medio de sus ideas y sus obras. Los extractos del reportaje de la Revista Qué resumen quien fue, qué hizo y qué pensaba Raúl Lucio Uranga. Este es el homenaje que queremos realizar hoy desde la Fundación para el Desarrollo Entrerriano (FUNDER) a quien fue el gobernador de la provincia de Entre Ríos entre 1958 y 1962, y en cuyas ideas y acción política se inspira esta organización, con motivo del 39° aniversario de su fallecimiento.

Francisco Uranga 2Francisco Uranga

Ingeniero Industrial
Vicepresidente de FUNDER
Movimiento de Integración y Desarrollo (MID).

 

COMENTÁ

Comentarios

Sobre FUNDER

La Fundación para el Desarrollo Entrerriano es una organización sin fines de lucro que trabaja desde hace 25 años investigando y estudiando la realidad provincial y generando propuestas para promover el desarrollo de Entre Ríos. Nuestra organización está inspirada en las ideas y la obra de gobierno de Raúl Lucio Uranga (Gobernador de Entre Ríos entre 1958 y 1962) y cumple con la función de rendirle homenaje y mantener viva su memoria.